Tag Archives: empresa

Negocios y empatía

caadenasCuando trabajamos con un producto de manufactura propia (en mi caso programas) es duro separar los negocios de la empatía hacia el cliente (aunque muchas veces esto se da más con el stakeholder que con la empresa/institución cliente). En mi caso que hago desde el análisis hasta la implementación, lo noto potenciado porque para lograr llevar a cabo el desarrollo tenemos que meternos en la piel del usuario, conocer sus problemas y ver de qué manera nuestra solución (que en definitiva va a terminar siendo un programa y a lo sumo algunos cambios de hábitos de su parte) puede hacerle la vida más fácil.

El problema empieza cuando no cortamos el cordón umbilical a tiempo y el cliente sigue demandando atención y solución a nuevos problemas de una manera personal, casi como un síndrome de abstinencia (a veces parece que se les fuera la vida si no tuvieran un listado o si cargasen doscientas filas de un archivo xls a mano). La teoría acertada dice que deberíamos parar la pelota, hacer una evaluación de requerimientos, presupuestar y si se aprueba todo, seguir; pero la solución es simple, evidente y lo más probable es que metamos la pata a nivel negocios. Ver un usuario con los ojos del gato de Shrek es difícil de ignorar en estos casos y después cobrar por algo hecho en sobre la marcha, a pedido de alguien (que no siempre es la autoridad que aprueba los pagos), más como un favor que como un trabajo (en retrospectiva vamos a verlo más un trabajo que no pudimos cobrar que una tarea pro bono).

Por suerte ya no tanto (estamos trabajando en eso 🙂 ), pero he tenido épocas en las que no me alcanzaban las horas de la semana para resolver “todos los favores” en los que estaba metido (gratuito o pago, un compromiso tomado no deja de tener que cumplirse). Así que vaya el consejo (a mi mismo y a quien quiera leerlo): Si no vemos empatía bidireccional (nosotros solucionamos los problemas administrativos/contables/técnicos con software, el cliente/usuario nos da la justa retribución monetaria), entonces más que empatía, estaríamos sintiendo síndrome de estocolmo.


La imagen que ilustra esta entrada se llama Sculpture in Luxembourg Gardens, Paris ,pertenece a Bogdan Migulski  y se distribuye bajo licencia CC