El Legado de Tesla

Libro El legado de TeslaEl argumento de este libro de Robert G. Barrett según su contratapa es:

El electricista Mick Vincent tenía casi todo lo que siempre había querido tener en la vida. Lo único que le faltaba para ser feliz era un plato de presión del embrague para su Buick Roadmaster de 1936.

A través de una extraña anciana, Mick encuentra la codiciada pieza. Y también el diario de Nikola Tesla, un reputado genio de la electricidad con fama de ser más inteligente que el propio Einstein. Pero ¿qué hacía Tesla en la deprimida Nueva Gales del Sur en 1925?

El Pentágono lo sabe, y Mick y su novia Jesse lo quieren averiguar: empieza la carrera para dar con el legado de Tesla. Las pistas conducen a una remota mina de cobre y a un viejo caballo de carreras llamado Lágrimas de Fuego.

¿Qué me pareció a mí?

La verdad que no me gustó mucho.  Lo compré en una de mis incursiones por las librerías y pensar en una aventura que incluyera a Tesla me tentó bastante. Que el autor fuera australiano también contribuyó a que pensaba que no era un bestseller a lo Robert Ludlum, pero la verdad es que me llevé un buen chasco. A Tesla lo nombran apenas al principio (cuando descubren un diario que dejó en Australia) y al final, cuando deciden que la historia que viven puede ser vendida a un diario.

El tema no termina con la falta de rigor histórico (en realidad pensé que basados en Tesla escribirían un personaje nuevo), sino que involucran a la NSA (calculo que porque ahora está de moda) tratando de matar a los protagonistas (un electricista y su novia librera) y que son rastreados por el servicio secreto australiano. El problema no es la mezcla ni que el autor se dedique a la persecución y se olvide de Tesla (que lo usó solamente para el título del libro), sino que el nivel de estupidez de todos los personajes es insultante para el lector. Calculo que por una cuestión antiyankee el autor quiere dejar como tontos a los agentes de la NSA, pero el flujo de la historia se basa en el poco cerebro tanto de los perseguidos por no darse cuenta que están seguidos por un grupo de agentes disfrazados de mormones (durante tooodo el libro) en una camioneta negra, mientras que estos no se dan cuenta que son perseguidos por una pareja de agentes australianos (casualmente con el mismo auto y un parecido físico a los protagonistas).

Con los diálogos tuve otro tema, pero fue más porque parecen pensados para televisión que para una novela. Está lleno de expresiones y situaciones fuera de contexto que para cuando retoman el hilo, ya uno está perdido.

One thought on “El Legado de Tesla

  1. Pingback: Semana #768 | Carlos Enrique Rodriguez (Magoo)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *